Opresión, herencia y propiedad privada: El marxismo y la familia

Hay que hacer el login para participar en la sesión. Login aquí

Engels describió la aparición de la familia patriarcal como la primera contrarrevolución de la humanidad. Durante cientos de miles de años, en condiciones de lo que Engels llama comunismo primitivo, no había propiedad privada, no existía el matrimonio tal como lo conocemos hoy y no había clases. Pero la agricultura y la producción de un excedente (más recursos de los necesarios para la mera supervivencia) sentaron las bases materiales para una división del trabajo, y con ello la aparición de las clases sociales: los explotadores y los explotados. 

La floreciente clase dominante necesitaba una forma de transmitir su riqueza acumulada a su descendencia, por línea masculina, lo que a su vez requería una forma de determinar la paternidad y controlar la reproducción. La única manera de hacerlo era degradando a las mujeres a la posición de dominación de los hombres. Esta es la base histórica del matrimonio en su forma actual y de la familia. La familia, la propiedad privada, el Estado y la sociedad de clases tienen un origen común. Hoy en día, nos esforzamos por liberar las relaciones humanas de los grilletes de la coerción y la opresión; y ponerlas sobre una base saludable bajo una sociedad socialista.

Lectura recomendada: